Los efectos de la obesidad y sobrepeso en la salud

obesidad y consecuencias

La obesidad se define como un aumento de composición de grasa corporal.
La obesidad es una enfermedad crónica, compleja y multifactorial, que suele iniciarse en la infancia y adolescencia. Enfermedad metabolica más prevelente del mundo occidental.
El incremento del riesgo de mortalidad en relación a la obesidad esta, en parte asociado a las alteraciones que constituyen el denominado síndrome metabólico.

Las causas de la obesidad son múltiples. Además de una mala alimentación o la falta de ejercicio físico, también existen factores genéticos y orgánicos que inducen su aparición.

También pueden influir los factores socioeconómicos. En algunos países desarrollados, la frecuencia de la obesidad es más del doble entre las mujeres de nivel socioeconómico bajo que entre las de nivel más alto.

Las investigaciones han demostrado que a medida que aumenta el peso hasta alcanzar los niveles de soprepeso y obesidad, también aumentan los riesgos de las siguiente afecciones.

Enfermedad coronaria, diabetes, hipertensión, cáncer (de mama, colon..), accidente cerebrovascular, enfermedades en el hígado y visicula, apnea del sueño y problemas respiratoriso, artrosis, como problemas ginecólogos ( mestruación anómala, infertilidad)


El sobre preso se define como un índice de masa corporal (IMC) de 25 o más y la obesidad con un (IMC) de 30 o más.

Síntomas

La acumulación del exceso de grasa debajo del diafragma y en la pared torácica puede ejercer presión en los pulmones, con lo que conlleva dificultad para respirar y ahogo, incluso haciendo esfuerzos mínimos, tanto en adultos como en niños.

En la obesidad se observa con frecuencia el síndrome de hipoventilación pulmonar. Los síntomas más comunes son la insuficiencia respiratoria, la hipoxemia severa (falta de oxígeno), la hipercapnia (aumento del CO2) y la hipertensión pulmonar. Además, la mayoría de estos pacientes presentan apnea obstructiva del sueño.     

La obesidad puede causar varios problemas ortopédicos, incluyendo dolor en la zona inferior de la espalda (lumbalgia) y agravamiento de la artrosis, especialmente en las caderas, rodillas y tobillos.

Los trastornos cutáneos son también frecuentes. Dado que las personas obesas tienen una superficie corporal escasa con relación a su peso, no pueden eliminar el calor del cuerpo de forma eficiente, por lo que sudan más que las personas delgadas.

Del mismo modo, es frecuente la tumefacción de los pies y los tobillos, causada por la acumulación a este nivel de pequeñas a moderadas cantidades de líquido (edemas).

Los principales tipos de cánceres relacionados con la obesidad son: mama, colón, cérvix, próstata, riñón, útero, esófago, estómago, páncreas e hígado

Las alteraciones ginecológicas relacionadas con mayor frecuencia con la obesidad son las anormalidades menstruales, infertilidad y síndrome de ovario poliquístico.

Enfermedad periodontal. El periodonto, soporte de diente, está integrado por el hueso alveolar, el cemento dentario, el ligamento periodontal y la encía.

Síguenos en Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *